dimecres, 16 de gener de 2013

Dirá el camino de mi


                                                                         
                                                              Dirá el camino de mi…

Dirá el camino de mi
que fui un árbol amable,
de toscas ramas,
que sostuve pájaros y
modulé con ellos
estribillos de océanos,
murmullo de brisas,
cantinela de vientos,
fui condecorado
con insectos extraños y
nobilísima hojarasca
al fragor del invierno y
su batalla de brumas,
resistí las tórridas llagas
de la aridez y
el olvido me fue sayo imprescindible,
abrigo de melancolías,
enfrenté con temple
el acero del verdugo enloquecido
quién no pudo nunca
con mí lítica fibra y
se marchó indiferente,
que mí savia fue dulce y
nutritiva,
licor embriagador
de batracios y luciérnagas
en noches frías,
fui refugio del polen indefenso,
que en torbellino
se aferró a mí corteza acorazada y
no pudo ser mejor su paga
que ser ungüento perfumado
a las heridas de mí talla.
Dirá el camino de mi
que fui delicia del sol
quién me besó delirante
hasta babear su oro
en mis morenas vetas y
reposó extenuado
en mí lecho de raíces
dirá, que guardé el secreto
del astro extinto y su destino,
que antes de escribir los hombres,
ya era yo, un libro,
dirá el camino
que aquí estuvimos abrazados y
nos dejamos caer
en la pulcritud de la tierra
e hicimos el amor y
fuimos verdor y frescura,
el camino dirá, entonces
que te amé,
que fui un árbol
como tantos otros
a la vera de tu vida.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada